Virginia Rivas

Una de las obsesiones de Rivas es la búsqueda incansable de su propia paleta, de “su color”, transformando la universalidad del RGB hacia la unicidad de un tono propio que conduzca su mensaje. Al mismo tiempo que recoge un reduccionismo formal, concretando progresivamente el número de elementos que conforman cada una de sus composiciones, desapareciendo la línea en favor del plano de color.

 

Julio C. Vázquez Ortiz

 

 

 

Hablar de Virginia Rivas es hacerlo de pintura, de gran interés son sus investigaciones en torno al uso de tipografías pictóricas con las cuales conforma lenguaje(s).

 

Su pintura es intimista, es accesible, es armonía, por mucho que los fogonazos cromáticos, las rayas y los tachones nos intenten confundir, sumergiéndonos en un aparente caos. Es un trazo rabioso y desenfadado, sin pretensiones ni búsquedas de (auto)reconocimiento. Es verdad.

 

Es contraste, es superposición de capas, es un camuflaje pictórico a base de azules, rosas y grises. Es sutileza y composiciones ligeras. Es la comodidad del gran formato donde vomita, sutura y abraza a través del pincel.

 

A veces siento que escribo un diario que nadie sabe leer.

 

Ladridos, heart, vacío. Sentir.

 

Virginia Rivas, la belleza de pintar el susurro.

Adonay Bermúdez

 

 

www.virginiarivas.es

Las pinturas de Virginia Rivas en el programa de RTVE La Aventura del Saber. Noviembre de 2019.

1/1

1/1
VIRGINIA RIVAS (31).jpg

1/1
VIRGINIA RIVAS (30).jpg
VIRGINIA RIVAS (13).jpg

1/1

1/1
VIRGINIA RIVAS (39).jpg

1/1