Riki Blanco

(dice Ico Romero que...) Riki Blanco escribe libros de una sola página sin necesidad alguna de palabras. Blanco es un ilustrador en todas sus acepciones, que no se limita a acompañar, sino que escribe o dilucida visualmente el texto. Su trabajo ha podido verse en portadas de los principales exponentes de la prensa nacional e internacional, libros y carteles. En su faceta más personal, su libro interactivo Touche fue merecedor del Premio Internacional del Libro Animado Paula Benavides. El ilustrador barcelonés tiene una capacidad inusitada para la síntesis, que junto a su solidez visual y a un afilado sentido del humor dan forma a ilustraciones rotundamente intelectuales. Sin renunciar a los placeres de la poesía, lo de Blanco es una prosa visual elocuente, inteligente e ingeniosa.

 

 

www.rikiblanco.net

La obra de Riki Blanco en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Diciembre 2014.

La obra de Riki Blanco en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Diciembre 2019.


 

Mostrar más
Mostrar más
Mostrar más
Mostrar más
16 copia.jpg

1/2
04 copia.jpg

1/1
29 copia.jpg

Riki Blanco es escritor y es ilustrador.

 

Y es imaginador.

 

Su imaginario es irónico, sutil y poético.

 

Conceptual, íntimo y social. Mordaz sin mordaza y dicotómico forense.

 

Riki tiene de Blanco lo que cerca tiene de lejos. Su humor es negro. Humor de altura en tonalidades menores.

 

Humor negro y brillante como la mirada del jilguero.

 

Sus ilustraciones nos miran con un ojo serio y el otro guiñado.

 

Y con esa mirada ha engalanado sesudas revistas internacionales, ligeras publicaciones infantiles y afiches teatrales que han viajado a los rincones más lejanos del mundo.

 

Riki hace el humor como se besan los erizos, muy despacito.

 

Sus ilustraciones son conflictos visuales, literarios, políticos, humanos y poéticos.

 

Actuales y eternamente visitables.

 

Su trabajo nunca es inofensivo pero su ofensa siempre es justa.  Una ofensa siempre dirigida a aquellos que más la necesitan.

 

Fino, punzante y profundo. Hipodérmico e intravenoso.

 

Píldoras de cinismo que funcionan aplacando al entusiasta y animando al existencialista cabizbajo.

 

Apocalíptico para los más optimistas y esperanzador para los más pesimistas.

 

Lo áspero, lo cruel, los más duro y sin sentido se muestra, se entiende y empieza a hacerse llevadero.

 

La vision de Riki Blanco hace el mundo soportable.

 

Nostalgia del futuro.

 

Riki Blanco es ilustrador.

 

Imaginador de ayer, hoy y nunca.

­

 

Luis Piedrahita