pierre d. la

pierre d. la (pedro perún)

 

Su trabajo parte del azar, del bello como un encuentro fortuito … del Conde de Lautreamont y los surrealistas. Se aprovecha de  los juegos tipográficos de los dadaistas y constructivistas, hallando en su camino al prestidigitador de las letras, Joan Brossa.

 

 

http://eacualquierotraparte.blogspot.com.es

La obra de pierre d. la en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Octubre 2014.

Un ser inquietante emerge [de la nada] para subrayar el énfasis de la melancolía

 

Muere un bonsái para dejar paso a la esencia. Se muestran los temores de la guerra, las penalidades decrecen en la atmósfera. El siniestro proceder hace que la melancolía subyugue el interior de las plantas. Los helechos recubren las heridas sintiendo el océano en sus raíces. Los gozos y las sombras de lo vivido enseñan caricias al dormir. Un ser, inquietante, se plantea el futuro con la inexperiencia de lo acontecido. Las máscaras caen, la naturaleza vence. El sopor del alcohol se evapora siguiendo el rastro de los jefes guerreros. Sus majestades, perdidas, evocan ahora las loas cantadas por los juglares. Esas loas, alabanzas al ser, esas loas; alabanzas al sentir, al amar, a la necesidad de sobrevivir. Azota la melancolía, se muestra el dolor. La pasión escondida en los ramales inunda el horizonte.

 

 

 

unserinquietante.wixsite.com/unserinquietante

La obra de pierre d. la en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Junio 2017.

Compases, piedras, anzuelos y antifaces. Sombreros, destornilladores, zapatos y un anemómetro. El paraguas y la mecedora, el mar y el abecedario. Un inventario —incluso uno somero— de los objetos que pueblan la obra de pierre d.la a lo largo de los últimos diez años, ha de producir la paradoja de no saber exactamente bajo qué mirada se congregó tal rebaño de artefactos. Se siente la presencia constante, espectral y risueña, de Joan Brossa, pero también, y más a mano, el taller del carpintero de pueblo donde la madera y el hierro se acoplan para producir lo que no era nada, y ahora, así compuesto, desea, seductoramente, ser mirado. Bricolage para el pensamiento. Ganzúa para la poesía. Arte de arrastre que se lanza al mar y a cualquier otra forma de paisaje para recoger atenta y amorosamente lo que nadie quiere, lo que quedó al fondo de un río o al final de la finca que ya no produce. Objetos a la deriva en el agua, en el tiempo, en las páginas de los libros y los periódicos. Espigueo en los mercados, aprovisionamiento en la ferretería de barrio, y el pastoreo paciente que lleva los cachivaches hasta el taller. Luego la quietud, la espera que concluye en el emparejamiento de lo imprevisto. Y en el hueso de cada movimiento: el lenguaje, la literatura, el carnavaleo de las palabras, el escamoteo de trilero de los sentidos figurados, la prestidigitación y la barricada silenciosa del paseante sumido en el sueño más diligente.

 

Rrose

www.instagram.com/pierredla

Nuevas obras de pierre d. la en el programa de RTVE La Aventura del Saber. Junio, 2022.