Paz Brarda

PAZ BRARDA (9).jpg

Paz Brarda, empleando un lenguaje visual de miniaturas y pocos elementos en blancos espacios expandidos, transforma cuerpos humanos, vegetales y animales, corporizando lo innombrable, lo indescifrable y la incerteza. Construye la extrañeza con la sustitución, el fragmento, lo oculto, la ausencia, el vacío, la sombra y la sujeción.

Apropiándose del injerto o implante, procedimientos científicos cuya función es similar al ensamble en el lenguaje del collage, la artista desborda las clasificaciones sobre los seres vivos. Son niños, particularmente, los receptores de sus injertos. Incompletos y seccionados, son capturados para su transformación. Algo del orden de lo salvaje pareciera inocularse en los cuerpos infantiles y en los propios animales, tal vez como recurso para mitigar los defectos y excesos de la humanidad.

Paz Brarda en el marco de los artistas surrealistas, corporiza misterios operando con imágenes del pasado, en los simbólicos territorios de la infancia y el bosque. En este clima de equívocos, no se propone dar respuestas sobre la condición humana, sino como dice María Negroni, complejizar los interrogantes para acceder, si cabe, a una desorientación más lúcida.

 

Ana Luz Chieffo

 

instagram paz_brarda

PAZ BRARDA (40).jpg

1/1
PAZ BRARDA (17).jpg

1/1
PAZ BRARDA (11).jpg

1/1