Patricia Mateo

Patricia Mateo estudió Bellas Artes en la escuela de San Fernando de Madrid y tras unos años en los que estuvo alejada de  la pintura, volvió con una curiosidad tan insaciable que le ha hecho estar en investigación constante de sí misma, de su entorno y  de la sociedad. En sus postales intervenidas intenta que la gente piense por sí misma, que no dé nada por establecido. Utiliza imágenes de cuadros conocidos y postales que compra en los museos y rastrillos que visita. Desde la irreverencia,  introduce  elementos con óleo, como si hubiera sido el pintor el que  lo hubiera pintado de esa forma y deja a la gente reaccionar, plantearse otra forma de ver una imagen que su retina ha mantenido siempre como se la han presentado, sin ninguna posibilidad de  planteamiento.

 Sus imágenes son siempre sugerentes, dejan siempre una puerta abierta a la imaginación. Buscan que el espectador desbloquee su mente y la deje en libertad como si de un niño se tratara.

http://patriciamateo.info/

La obra de Patricia Mateo en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Junio 2016.

DIARIO DE UN CONFINAMIENTO

Patricvia Mateo

DIARIO DE UN CONFINAMIENTO


 

Fueron unos días de incertidumbre hasta que nos confinaron. Con las prisas y pensando serían pocos días, provocó que no me llevara material de trabajo del estudio a casa. Estar mucho tiempo sin pintar o dibujar para mí es impensable, así que me puse a buscar que podría encontrar por casa. Buscando encontré un cuaderno, que me había regalado mi hija, con una portada en la que había escrito ¨Tu puedes con todo ¨y dos lápices.

No me pareció un mal título para empezar a dibujar, ¿qué quería dibujar? Sin ninguna duda, la naturaleza, que era de lo que iba a prescindir durante todo el tiempo de encierro. Y empecé, un dibujo por día.

Creo que fueron 70 dibujos en total que iba subiendo diariamente a las redes y a los que iba teniendo, cada vez, más seguidores. Fue una manera muy bonita de comunicarme con el exterior.

Hubo una persona que se enamoró de ellos y me compró el cuaderno completo. En él dibujé también los dos trocitos de lápices que quedaron después de hacerlos y escribí la historia que ahora estoy relatando.

Lo que empezó como un entretenimiento diario, pasó a ser un proyecto que se fue redondeando solo él mismo. Se convirtió en mi diario de confinamiento donde los dibujos van cambiando según mi estado de ánimo. Todos tienen la fecha del día que lo dibujé a modo de un diario. Un viaje a través de una experiencia que muy pocos vamos a olvidar.

Imagino, en el futuro, alguien con mi libro en las manos leyéndolo y observando uno a uno todos los dibujos…


 

www.patriciamateo.info