Diego Mir

Ilustrador y diseñador gráfico valenciano afincado en Madrid. Especializado en ilustración para prensa, ha trabajado para medios nacionales como el diario Público y para publicaciones internacionales como la mexicana Life&Style o la libanesa The Outpost. Sin embargo, han sido sus proyectos personales los que le han aportado mayor presencia en internet y con los que ha desarrollado su facilidad para plasmar gráficamente conceptos complejos de manera sencilla. La inteligencia y el humor son características muy presentes en su obra. Entre esos proyectos personales cabe destacar la serie Recordando, que consiste en una ilustración diaria a modo de efeméride para recordar personajes o acontecimientos.

 

 

http://www.diegomir.es/

Las obras de Diego Mir en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Abril 2013.

DIEGO MIR (30).jpg

Tras años sacando punta a sus lápices, o mejor dicho, afilando sus cuchillos, Diego Mir ha encontrado su propia receta para abrirse paso en el terreno de la cocina ilustrada. Los ingredientes, combinados al gusto según las necesidades de cada menú, son tres:

 

Compromiso. El compromiso del artista hacia su oficio, que se traduce en autodisciplina y horas de trabajo y que, como en una carrera de fondo, da sus frutos a largo plazo. También el compromiso social, ese que el cocinero adquiere cuando es consciente de la huella que sus platos pueden dejar en el paladar de los comensales.

 

Sencillez. Las mejores recetas necesitan pocos ingredientes. La economía de medios se traduce en eficacia comunicativa y ayuda al espectador a prestar tanta atención al contenido como al continente. Forma y fondo a partes iguales, pero si hay que elegir, añadamos unas cucharadas más de fondo.

 

Inteligencia. El propósito de este artista gráfico no es narrar, sino comunicar. Antes que un monólogo, pretende provocar un diálogo entre la obra y el espectador. Y si el plato lo permite, mejor añadir una pizca de humor para facilitar la digestión.

 

Pero la obra de Diego Mir no pretende ser cocina de autor; no hay un estilo o un sello propio en sus ilustraciones que esté por encima de la obra en sí, al menos no de manera intencionada. Y sin embargo sus platos tienen un sabor muy característico.

1/1
DIEGO MIR (18).jpg

1/1
DIEGO MIR (24).jpg