Beat Keller

"Cada cosa que tiramos forma parte de nuestro pasado. Una pequeña lata donde un día durmieron unas sazonadas sardinas pudo formar parte, por un corto espacio de tiempo, de nuestras vidas. Una manilla que un día decidimos cambiar pudo tener, por otro lado, veinte años de intenso manoseo. Una vez abandonados , y aparentemente inútiles, los objetos comienzan a vivir por si mismos. Cambian de color, se oxidan, se deforman. Algunos finalmente se disuelven, desaparecen para siempre. Yo rescato muchos de estos objetos y los doto de una nueva "utilidad". Después de todo, cada cosa que tiramos forma parte de nuestro futuro."

Beat Keller
 
Dedicado de lleno a la recuperación del objeto encontrado y el reciclaje del fragmento objetual que el tiempo y la gente han rechazado, la obra de Beat Keller (Moutier Suiza, 1953) nace de un conjunto de asociaciones, integraciones y apropiaciones de elementos eclécticos y dispares que Beat reúne en un todo, hasta constituir una iconografía insólita y poética. Sus singulares montajes, realizados a partir de la elección y el acoplamiento de objetos rechazados y desestimados - hojas, cepillos, pinceles, artilugios, herramientas, grabados antiguos, maderas, conchas, plumas ...- que rescata del pasado, una vez abandonados por ser inútiles, nos trasladan a un universo de recuerdos, de experiencias vividas y de sentimientos infantiles, cargados de una fuerte nostalgia. Tratados como si fueran relicarios íntimos, los objetos y los elementos despreciados por la sociedad de consumo, nos evocan, después de pasar por su sutil reordenación personal, las sensaciones más tiernas y refinadas. Rellenos de vivencias pasadas y de anónimas historias, los ensamblajes de Beat Keller procedentes de una amplia variedad de materiales y siempre empapados de un querido decadentismo, son capaces de ofrecer nuevas significaciones y nuevas utilidades de representación estética. De esta manera el artista se convierte en un coleccionista de historias pasadas, en celador de experiencias y de situaciones vividas. Es, pues, en el recuerdo acumulado, oculto en la presencia de los objetos, que Keller incide directamente, convirtiéndose en un íntimo dialogador entre el pasado y el presente, entre el residuo y la nueva identidad otorgada. Así, la vulgaridad, la fealdad, la deformidad, la suciedad ... quedan alteradas y dislocadas, ofreciendo una nueva expresión creativa y una connotación significativa bien diferente a la original.

(Traducción de un artículo de Conxita Oliver en el periódico Avui sobre una exposición de Beat Keller en la galería René Metras en 1998)

 

https://www.facebook.com/beat.keller53

La obra de Beat Keller en el programa de RTVE La Aventura del Saber, Marzo 2015.